España frente a los separatistas

El Gobierno regional de Cataluña, apoyado por algunos partidos separatistas, ha promovido en Cataluña un referéndum ilegal para iniciar el proceso de independencia de España. Los resultados son irrelevantes porque no hay ninguna garantía de que sean fiables, ni por el proceso de votación ni por el recuento. 

Algunos aspectos del pasado y del presente a tener en cuenta:

  • La imagen que está proyectando España es mala. Policías y Guardia Civil tratando de hacer su trabajo y teniendo que emplear la violencia para cumplir con su tarea; Policías locales de Cataluña (Mozos de Escuadra) que no cumplían con su deber; un Gobierno regional desleal; concentraciones e invasiones de padres, hijos, abuelos y otros a colegios públicos desde el viernes hasta el domingo; y otras. No es algo que deba preocupar mucho ahora mismo, el foco se irá a otras cuestiones, pero puede crear problemas a España si la situación degenera. La percepción de la realidad es extremadamente importante. 
  • El Gobierno regional de Cataluña parece que planea anunciar la independencia de Cataluña esta semana.
  • Hablar de Cataluña en general es errado. Dentro de Cataluña hay personas que quieren separarse de España, otras que quieren seguir siendo de España y muchos que esperan a ver qué pasa.
  • Todos los presidentes del Gobierno de España han negociado con los nacionalistas (de Cataluña y del País Vasco) para poder gobernar. Un grave error tanto del Partido Popular (PP) como del PSOE. Ciudadanos es un partido político que sí ha negociado y ayudado a PP y PSOE, tanto para formar el Gobierno de España, como en comunidades autónomas y ayuntamientos.
  • Las cesiones a los nacionalistas han sido constantes en los 40 años de democracia; desde la transferencia de las competencias de educación hasta la gestión de otros muchos recursos públicos, incluidas televisiones y miembros de seguridad. Todo lo anterior ha servido para adoctrinar y fomentar en gran parte de la población un sentimiento en contra España.
  • El desafío nacionalista se ha dejado pasar como si no fuera a suceder nada, y ahora hay una situación crítica y enquistada. Con gran parte de la población que vive en Cataluña dividida y enfrentada.
  • El artículo 155 de la Constitución española no se ha aplicado. Dice: “Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.” 
  • Lo que ha sucedido es un golpe de Estado y si los que defienden la unidad de España (me incluyo) no toman medidas, puede que España haya llegado a su final tal y como la hemos conocido hasta ahora.
  • Las personas que defienden a España en Cataluña han visto, quizá por primera vez, como el Estado español (Gobierno y sistema judicial) trata de defender sus derechos.

¿Qué puede pasar?

  • La peor situación que se me ocurre es una guerra entre el Estado democrático de España y los golpistas. Imaginemos que los Mozos de Escuadra pasasen en su mayoría a defender la independencia que se va a proclamar, que parte de la población se arme, e incluso que parte del ejército pueda apoyar este golpe de Estado. Me parece muy improbable, pero muchas guerras han comenzado de manera imprevista.
  • Tras la declaración de independencia por parte del Gobierno regional de Cataluña y una reacción insuficiente por parte del Gobierno de España, se puede dar una situación de inseguridad y un deterioro paulatino de la región en distintos aspectos (económicos, políticos, judiciales, de seguridad y otros).
  • Acción contundente del Gobierno de España, aplicando el 155, y resoluciones judiciales para juzgar y condenar a los que no han cumplido con su deber y se han saltado las leyes. Después de esto podría tranquilizarse la situación con el tiempo o, por ejemplo, degenerar en violencia terrorista que devolviera a España a los peores tiempos, cuando ETA mataba indiscriminadamente en toda España.
  • Hay muchos más escenarios que se pueden dar. Es imposible saber qué pasará, pero podrían darse situaciones gravísimas como las indicadas.

Medio y largo plazo:

  • Si se da una situación de guerra o terrorismo se tendría que aplicar la ley a rajatabla y esperar muchos años para poder adoptar otro tipo de soluciones.
  • En la situación más probable de que no haya terrorismo ni una guerra hay que pensar cómo mantener a España unida sin que se repitan situaciones parecidas a la actual. Recuperar la educación me parece clave, evitar injusticias en los sistemas de financiación también (cupos vasco y navarro para empezar), gestión eficaz de los recursos del Estado (no corrupción) y otras que favorezcan la impresión de que España es un país en el que merece la pena vivir y que no privilegia a ciudadanos de unas regiones frente a otras. Además de todo lo anterior, habrá que exigir unidad a los partidos nacionales (PP, PSOE y Ciudadanos), para aislar a los nacionalistas y a los populistas; éstos últimos son un peligro incluso mayor para España, los primeros ponen en claro sus intereses y no engañan a casi nadie, pero los otros harán cualquier cosa para llegar al poder y destruir España (tal y como han hecho sus equivalentes en Venezuela, por ejemplo).
  • Hay que dar a conocer y estar orgullosos de que un país como España haya sido capaz de pasar sin violencia de una dictadura (1939-1975) a una democracia; consolidando el país como una democracia al nivel de las más desarrolladas del mundo. Lo anterior no implica ser condescendientes y se debe buscar mejorar, por ejemplo, parando y juzgando a los nacionalistas que quieren romper el país saltándose la ley.
  • En España cada ciudadano puede desarrollar los sentimientos y afinidades que considera necesario, pero el Estado de derecho debe ser fuerte y demostrar que quien quiera romper España de manera ilegal se enfrentará a un enorme poder que tiene detrás a millones de personas que sí quieren una España unida.
  • Si alguna región de España, representada por sus Gobiernos locales, quiere independizarse, es legítimo que lo intente, pero dentro del marco constitucional y legal español, acudiendo a las instancias adecuadas y vendiendo su idea para que sea o no aceptada su propuesta. 

Gregorio Luri sobre la familia y la educación de los hijos


¿Qué le han enseñado sus alumnos?

Mis límites. “Habla para que te vea”, decía Sócrates. Sólo cuando los demás hablan los ves y cuando hablas te ves a ti mismo.

¿Qué es un maestro?

Tu obligación es hacer visible a tu alumno lo que puede llegar a ser.

Un maestro así es el sueño de todo padre.

Creo que la armonía está sobrevalorada, que padres y maestros no necesariamente tienen que ir al unísono. Está bien que los niños entiendan que hay desavenencias. Crecer también es saber moverse de manera adecuada en ámbitos distintos.

La armonía es difícil también en casa.

Es irreal hacer creer a los hijos que los padres estamos de acuerdo en todo. Lo que deben ­entender es que las desavenencias se gestionan. Considero que es mucho más importante amarse que entenderse.

Eso es muy inteligente, maestro.

Mostrar a los hijos que nos queremos a pesar de que hay momentos que no nos soportamos es una lección imprescindible para llegar a ser adulto. ¿Hay algo más importante en la vida que contar con alguien que te quiere siendo consciente de todo eso de lo que no te sientes digno?

Elogia usted la familia sensatamente imperfecta.

Sí, la que está dispuesta a aprender de su propia experiencia, que no delega su responsabilidades en un especialista. Si los humanos fuésemos relojes complejos, ajustaríamos las piezas que no funcionan, pero como no lo somos, lo que necesitamos es sentido común.

Hoy no hay niño que no haya visitado a un psicólogo.

Eso indica la inseguridad de los padres. Si no tienes un problema claro y concreto, no alquiles tu responsabilidad a un especialista. Pero a menudo acudimos a ellos porque creemos que es posible una vida sin problemas.

Cierto.

Eso no existe. De lo que se trata es de cómo gestionar los problemas cotidianos sin excesivas gesticulaciones.

¿Esa mala cara, ese grito huracanado...?

Sí, todas esas cosas de las que nos avergonzamos. Pero hay que pasar página. Me gusta ese cuento zen de un monje que cuidaba primo­rosamente su jardín, y cuando había acabado le echaba una hoja seca porque decía que si no tenía ninguna imperfección no era humano.

Es usted irónico con los superpadres.

Los padres modernos siempre llevan ese Pepito Grillo que les hace estar continuamente preguntándose si en lugar de castigar no hubiera sido mejor dialogar o viceversa; esa condicionalidad en las relaciones que deberían ser espontáneas marca un comportamiento que merece el nombre de neurótico.

La reflexión es buena.

Sí, pero que no sea doliente. Es buena una cierta ironía con las propias meteduras de pata que te permita dolerte menos y aprender más.

Hoy los niños se autojustifican diciendo: “es que soy adolescente”.

Sábado: tu niño del alma, tumbado en el sofá con el mando a distancia te dice: “Me aburro”. Hay padres que consideran que deben ser los dinamizadores culturales de sus hijos, ofrecerles un menú de actividades, pero así estimulan su flojera. Mejor un “y a mí qué”, provocar que salgan de su aburrimiento autónomamente.

Entiendo.

...O el niño que ha tenido un día agotador: exámenes, entreno… Llega a casa, tira la mochila y exclama: “¡Estoy cansadísimo!”. Los padres perfectos le preparan un baño y le sirven la cena. Yo abogo por un: “Te entiendo perfectamente porque yo llego así muchos días, pero por favor recoge la mochila”.

Ya.

La adolescencia se ha convertido en un nuevo fenómeno cultural y comercial. Y a menudo la autoestima se confunde con el narcisismo que hoy se considera una conducta normal, y eso fragiliza mucho. Si te crees que el mundo está para servirte, vives en un engaño.

Hay que ser comprensivo...

Los adolescentes aprenden saltándose los límites. Tienen más energía que sentido común para controlarla y a menudo actúan sin lógica; los padres lo sabemos, pero esa comprensión te la debes guardar para ti, tú debes ser sus frenos.

Dice que sin culpabilidad no hay moralidad... suena carca.

Hoy la palabra culpa está proscrita, pero señalarles las faltas es decirles que los consideras personas responsables de sus actos y no unos insensatos que no saben lo que hacen; así podrán reflexionar y extraer alguna conclusión.

¿Con o sin castigo?

La mejor manera de librar a un culpable de sus remordimientos es ofrecerle la posibilidad de hacer borrón y cuenta nueva. El drama de nuestros jóvenes es que hay demasiados adultos confundiendo comprender con justificar.

Con lo que hacemos nos hacemos.

Así es, y defiendo otro concepto olvidado: la virtud, cuya esencia es la ambición de realizar bien lo que tengas que hacer. Me parece más útil el compromiso de los actos que eso de repetir valores: “sé bueno” “sé sincero”, “sé justo”...

...

Y creo que es más noble aprender a querer la ­vida a pesar de sus constantes zancadillas que aspirar a una felicidad que se supone se consigue renunciando a la vida, es decir: creyendo que si eliminas lo que va mal serás feliz.

¿Entienden por acoso lo mismo hombres y mujeres?

"La conclusión que podemos sacar de lo tratado hasta ahora es que la respuesta a ofertas sexuales de hombres y mujeres es diferente y que el mismo acto puede ser juzgado de una manera muy diferente por un sexo o por el otro. Si las mujeres no desean ofertas sexuales se pueden sentir ofendidas y acosadas por dichas ofertas. Si los hombres están deseando recibir esas ofertas, las van a vivir como algo positivo. 

Este hecho tiene importantes consecuencias legales y morales. Vamos a abordar las legales en primer lugar. Existen datos, y ahora me estoy refiriendo de nuevo a estudios en revistas revisadas, de que las mujeres perciben un mayor rango de conductas como acoso sexual que los hombres. Rotundo y cols. realizaron un metaanálisis de 62 estudios sobre el asunto (en el mundo laboral) y encuentran una diferencia media de 0,30 en lo que hombres y mujeres consideran acoso. No es una diferencia muy grande pero en algunas de las conductas analizadas las diferencias son mayores que en otras. Y las diferencias más grandes se dan en las conductas más leves como bromas sobre estereotipos sexuales o gestos obscenos o conductas derogatorias no dirigidas a la mujer en concreto. También había mayores diferencias en la insistencia para pedir una cita y en contactos físicos no sexuales."

Leer completo en el enlace: https://evolucionyneurociencias.blogspot.pe/2017/08/entienden-por-acoso-lo-mismo-hombres-y.html